Democracia en las Americas

“La democracia es el único sistema político que garantiza el respeto de los derechos humanos  y el estado de derecho; a la vez, salvaguarda la diversidad cultural, el pluralismo, el respeto de los derechos de las minorías y la paz en y entre las naciones. La democracia se  basa, entre otros principios fundamentales, en elecciones libres y transparentes, e incluye  el derecho de todos los ciudadanos a participar en el gobierno. La democracia y el  desarrollo se refuerzan mutuamente…  La democracia se fortalece mediante la modernización del Estado, que incluye aquellas reformas que agilizan su funcionamiento, reducen y simplifican las normas y los procedimientos gubernamentales, y aumentan la transparencia y la responsabilidad de las instituciones democráticas… [La] independencia del poder judicial constituye un elemento crucial para la existencia de un sistema jurídico eficiente y de una democracia duradera… La democracia efectiva requiere que la corrupción sea combatida de manera integral, toda vez que constituye un factor de desintegración social y de distorsión del sistema económico que socava la legitimidad de las instituciones políticas… Todos deben tener acceso a los frutos de la estabilidad democrática y del crecimiento económico, sin discriminación por motivos de raza, sexo, nacionalidad de origen o religión” (Primera Cumbre de las Américas, 9 al 11 de diciembre de 1994).

HISTORIA

RESOLUCIONES DE LA OEA

INFORMES POR PAISES